29 de marzo de 2015

Sopa de tomate. Zupa Pomidorowa


½ kg de carne de ternera
½ kg de pollo
Apio
Puerro
Varias hojas de Repollo
Zanahoria
250 ml de tomate frito
3 cucharadas de harina de trigo
250 ml de nata líquida
1 kilo de tallarines o tagliatelle

Por un lado ponemos una cazuela grande con agua a hervir y echamos todas las verduras, dejándolo cocer a fuego lento durante hora y media para que se haga bien y saque toda la sustancia. Esto nos va a dar la base de la sopa, un caldo muy consistente y al que echaremos después el tomate frito y un poco de harina, lo cual va a espesarnos todo y requerirá que removamos bien durante unos minutos.
Cuando lo tengamos bien mezclado le echamos la nata y volvemos a removerlo unos minutos para que se integre. Por otro lado vamos cociendo la pasta con un poquito de sal como siempre, que echaremos en la sopa cuando la tengamos preparada.
En esta ocasión os he sugerido tallarines o tagliatelle pero también admite otro tipo de pasta o arroz según los gustos.

Crepes polacos con carne y verduras


Ingredientes para el relleno:
500 g de carne picada
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
1 pimiento amarillo
1 cebolla
1 quesito de porciones (cremoso)
1 cucharada de hierbas de Provenza ( son una combinación de cinco hierbas mediterráneas como son el romero, orégano, tomillo, albahaca y lavanda, entre otras)
sal
pimienta
1 pimiento morrón (dulce)
Ingredientes para los crepes:
Pan rallado
4 huevos
250 gr de harina
500 ml de leche
sal

Forma de hacer el relleno:
En una sartén con poco aceite (que solo cubra el fondo) freímos la cebolla, cuando la tengamos pochada, echamos los pimientos (todos) que habremos cortado en daditos previamente.
Cuando veamos que están tiernos, echamos la carne picada con las hierbas de provenza, pimientos y el quesito. Cuando el queso se derrita, sazonamos al gusto con sal y pimienta. Lo reservamos para que se enfríe.
Forma de hacer la masa de los crepes:
Ponemos en un bol la leche, la harina y 2 huevos y batimos bien hasta hacer una masa liquida pero cremosa.
Una vez hecha la masa ponemos una sartén a calentar con una gota de aceite, esperamos que la sartén esté bien caliente y vamos moviendo la sartén para que el aceite unte bien todo el fondo y no se nos pegue nada después. Vamos echando la masa liquida de los crepes en la sartén moviendo esta para que cubra todo el fondo y lo dejamos unos instantes antes de darlos la vuelta. Hay que tener cuidado, que si los damos la vuelta pronto estarán crudos, y los dejamos demasiado se nos van a quemar, es cuestión de práctica.
Según vamos sacando los crepes, los reservamos en un plato aparte y cuando los tenemos todos empezamos la labor del relleno. 
Ponemos el crep en una superficie lisa y ponemos relleno en el centro y los doblamos con cuidado pero aprended bien cómo hay que hacerlo pues el resultado final es que deben quedarnos parecido a los rollitos de primavera de siempre. Empezamos doblando desde los laterales hacia el centro como si fueran las hojas de un libro que las doblamos hacia el centro del mismo, lo siguientes es tratar de enrollarlo desde abajo hacia arriba para que no se nos deshaga. Por ello no podremos meter mucho relleno porque no nos cabría y se desbordaría todo. Una vez enrollados los crepes, los pasamos por un par de huevos que hemos batido previamente y después los pasamos por el pan rallado, como si fueran unas croquetas, y los echamos a la sartén con aceite abundante y muy caliente, y los vamos dando vueltas hasta el punto de que los veamos doraditos.

14 de marzo de 2015

Zanahoria caramelizada con vanilla


3 zanahorias
6 galletas de chocolate
130 g de azúcar
2 claras de huevo
helado de vainilla
pistachos
1 vaina de vainilla

Corta las zanahorias en daditos y ponlas a caramelizar en un cazo con un poco de agua, 30 g de azúcar y un toque de vainilla. Cocina durante 15 minutos aproximadamente. Reserva la zanahoria caramelizada en un bol para que se enfríe. Tritura las galletas en un molinillo y resérvalas. Para el merengue, introduce las claras de huevo en un bol, agrega el azúcar restante y bate. Introduce el merengue en una manga pastelera. Vierte el chocolate triturado en dos boles. Coloca encima un poco de merengue, la zanahoria caramelizada y tres bolas de helado. Cubre con un poco más de merengue. Quema con el soplete y espolvorea con pistachos rallados por encima. Sirve.