23 de diciembre de 2014

Paletilla de cordero con patatas y legumbres


1 paletilla de cordero
4 cucharadas de alubia blanca cocida
2 patatas medianas
1 cebolleta
4-6 ajos frescos
1/2 pimiento rojo
4 hojas de lechuga
agua
aceite de oliva
vinagre
sal
pimienta negra
perejil picado

Con un cuchillo bien afilado, deshuesa la paletilla de cordero, retira el exceso de grasa y salpimiéntala por dentro y por fuera. Pica media cebolleta en juliana gruesa y ponla a dorar en una cazuela con aceite. Añade los huesos, dóralos y vierte agua hasta cubrir. Cuécelo durante 15 minutos. Pela los ajos frescos, retirándoles las barbas y la parte más verde del tallo y saltéalos en una sartén con aceite. Colócalos en el centro de la paletilla, envuélvela, átala con hilo de cocinar y colócala sobre la placa del horno. Limpia las patatas con un cepillito y corta rodajas gruesas (1.5 cm.), colócalas al lado de la paletilla, sazónalas y riega todo con el aceite utilizado para saltear los ajos frescos. Introduce en el horno a 200º C, durante 30-35 30 minutos. Durante la cocción, riega con un poco del caldo de cordero. Corta 4 rodajas de pimiento rojo, fríelas en una sartén con un poco de aceite, añade las alubias cocidas y saltéalas brevemente. Pasa el aceite a un bol, añade un poco de vinagre, un poco de perejil picado y una pizca de sal y bate bien. Limpia las hojas de lechuga (retírales los troncos) y pica el resto de la cebolleta en juliana fina.
En el momento de emplatar, retira el cordero del horno, quítale el hilo y corta la paletilla en 2 trozos. Sirve uno en cada plato, acompáñalo con tres rodajas de patata, un poco del salteado de alubias y pimiento, un par de hojas de lechuga y unas tiras de cebolleta. Aliña la lechuga con la vinagreta y salsea el plato con el jugo del asado.

Codornices en salsa de zanahoria y miel


4 codornices
1 cebolleta
1 zanahoria
1 patata
1 puerro
200 g de setas
2 cucharadas de miel
1 vasito de vino tinto
1 vaso de agua
aceite de oliva 
sal
1 hoja de laurel
perejil

Para la salsa de zanahoria y miel:
Pela y pica la cebolleta y pon a pochar en una tartera con un chorro de aceite. Sazona. Pela y corta en daditos la zanahoria y añade junto con el puerro picado, unos granos de pimienta y la hoja de laurel. Rehoga e incorpora la patata pelada y picada en daditos. Agrega la miel. Tapa y cocina. Limpia y pica las setas e incorpora. Saltea y vierte el vino y un vaso de agua. Cocina. Retira el laurel, tritura con la batidora eléctrica y reserva.
 Salpimienta las codornices (sazona por dentro también) y dóralas en una sartén con un chorrito de aceite. Agrega las codornices a la tartera y cocina 30 minutos a fuego suave.

6 de diciembre de 2014

Tarta vienesa strudel de manzana y almendras (Austria)



una base para tarta 
4 manzanas
canela en polvo
ralladura de 1 limón y zumo
75 grs de almendras en polvo
100 grs de harina
100 grs de mantequilla
100 grs de azúcar
azúcar glas
Salsa de nata y cardamo;
300 ml de nata para batir
75 grs de azúcar glas
2 cucharadas de yogur griego natural
1 cucharadita de vainilla en polvo 
1/4 cucharadita de cardamomo molido

Estirar la base de la tarta, forrar una tartera, pincharla y cocinarla durante 35´ en horno precalentado a 200º C. Mientras tanto preparar el relleno. Pelar las manzanas, cortarlas en cuadraditos pequeños y rociarlos con el limón, la ralladura y bastante canela. Reservar. Sacar la tarta del horno y rellenarla con la manzana mezclada con las almendras en polvo. Preparar la cubierta mezclando la harina, la mantequilla y el azúcar hasta obtener una consistencia de migas gruesas. Cubrir con esta masa la tarta y llevar nuevamente al horno durante otros 20´/25´ o hasta que esté dorada. Dejar enfriar, desmoldar y espolvorear con azúcar glas.
Hacer la salsa;
Batir la nata con el azúcar, la vainilla y el cardamomo. Cuando ya tenga la consistencia dura, le agregaremos el yogur y mezclaremos muy suavemente con una cuchara de madera.

Pastel griego de Año Nuevo


½ kg de harina
3 yemas y 3 huevos enteros
300 ml de leche templada
200 grs de azúcar blanca
150 grs de mantequilla derretida
50 grs de levadura de cerveza
1 pizca de sal
1 naranja, su ralladura
1 limón, su ralladura
2 cucharadas de nueces picadas
azúcar glas

Disolver la levadura con la mitad de la leche templada. Añadir la mitad de la harina y el resto de la leche. Remover con una cuchara de madera hasta que quede una mezcla homogénea. Tapar con un paño y dejar levar. Poner al baño María, fuera del fuego, 3 yemas y 2 huevos con el azúcar y batir con un batidor de alambre. Agregar las ralladuras y un pizca de sal. Seguir batiendo y agregar el resto de la harina, la pasta fermentada y la mantequilla. Batir, mejor con batidor eléctrico unos minutos, volver a tapar con un paño y dejar fermentar unas 2 horas. Pasado ese tiempo, se amasa durante unos minutos y se introduce un regalito envuelto en papel de plata (una moneda) y las nueces. Engrasar un molde redondo y verter la preparación. Pincelar con el huevo restante batido. Llevar a horno precalentado a 170º C durante unos 50´ o hasta que esté cocido. Dejar enfriar y desmoldar. Espolvorear con un poco de azúcar glass pero sin cubrir toda la superficie.

Kougelhopf Aleman


250 gramos de harina de fuerza
100 ml. de leche
50 gramos de pasas
150 gramos de mantequilla
20 gramos de almendras
100 gramos de azúcar
3 huevos
10 gramos de levadura
Una pizca de sal
Un chorrito de ron
Azúcar glass para decorar

Poner a macerar las pasas con el ron unas horas antes de hacer la tarta. En un bol, mezclar los huevos, la harina, la leche, el azúcar, levadura, sal. Amasar a conciencia, hasta obtener una pasta homogénea. Incorporar la mantequilla ablandada y amasar de nuevo, hasta conseguir una consistencia uniforme. Tapar la masa con un paño de cocina y dejar reposar durante una hora a temperatura ambiente. Una vez reposada la masa, agregar las pasas bién escurridas y pasadas por harina para que no se vayan al fondo. Engrasar un molde para kougelhopf ó uno circular que sea hondo, poner las almendras en el fondo del molde. Añadir la masa y dejar reposar una hora más dentro del molde. Hornear a 180º durante 40 minutos aproximadamente. Una vez cocido y enfriado desenmoldar y espolvorear con abundante azúcar glass.

Tronco de chocolate relleno de frutas del bosque (Francia)


5 yemas
5 cucharadas de azúcar blanca
2 cucharadas de cacao en polvo
4 cucharadas de harina leudante
5 claras a punto de nieve fuerte
azúcar glas
300 grs de nata montada
250 gras de frutas del bosque frescas o congeladas

Batir las yemas con el azúcar con batidora eléctrica hasta que estén de color claro, agregar el cacao y la harina y seguir batiendo. Batir la claras y agregarlas con mucho cuidado a la preparación anterior y llevar al horno precalentado a 180ºC en una placa grande y baja engrasada y forrada con papel de horno. Cocinar durante 15´. Retirar y volcar sobre un trapo limpio y espolvoreado con azúcar. Quitar el papel y enrrollar con el trapo. Esta tarea debe hacerse con mucho cuidado. Dejar enfriar. Luego rellenar con la nata y las frutas y espolvorear con azúcar glas. Si no se va a consumir en el momento, guardar en la nevera.

Galletas de jengibre y canela (EE.UU)


100 gr mantequilla
100 gr azúcar refinada
125 gr miel (la mejor, miel de caña)
1 yema de huevo
250 gr harina cernida
1/2 cucharadita sal
1/2 cucharadita polvo para hornear
1/2 cucharadita bicarbonato
1/2 cucharadita canela molida
1/2 cucharadita clavos de olor molidos
1 cucharadita denjengibre en polvo
1/2 cucharadita de nuez moscada molida

Se bate la mantequilla junto con el azúcar hasta que quede suave. Se incorpora la miel y la yema de huevo. Se mezcla aparte la harina con la sal, el bicarbonato, la canela, los clavos de olor, el jengibre y la nuez moscada. Esto se incorpora a la mezcla de la miel y la mantequilla y se bate hasta obtener una mezcla homogénea. Poner la masa en un recipiente tapado y refrigerar durante por lo menos 1 hora. Precalentar el horno a 180ºC. Extender la masa con el rodillo hasta obtener un grosor de 1/2 cm. Cortar en figuras con un cortador de galletas. Colocar en bandejas sin engrasar, separadas entre sí por 5 cm. Hornear entre 8 y 10 minutos o hasta que estén doradas. Pasarlas a una rejilla de alambre para que se enfríen completamente. Decorarlas ya frías.

Tarta de queso real (Polonia)


300 gr de harina
400 gr de mantequilla
4 cucharaditas de cacao puro en polvo
8 huevos
3 cucharadas de levadura en polvo
200 gr de azúcar
2 cucharadas de ron añejo
Zumo de ½ limón
1 kg de queso (ricotta)
3 cucharadas de Maicena o de preparado para flan o pudding
1 cucharadita de esencia de vanilla
100 gr de azúcar glas

En un cuenco ponemos la harina, el cacao y dos cucharadas de levadura. Mezclamos bien con cuidado de no formar grumos. En otro cuenco batimos los 200 gr de azúcar con 3 huevos. Batimos hasta obtener una mezcla espumosa y blanquecina. Reservamos. Agregamos 250 gr de mantequilla reblandecida y cortada en trozos a la mezcla de harina y cacao y, amasamos hasta conseguir una mezcla homogénea. A continuación, agregamos la mezclad e huevos y azúcar y, trabajamos hasta que esté completamente integrado y tengamos una masa lisa. Dividimos la masa en dos partes, una de 2/3 y la otra de 1/3, más o menos, del tamaño de la misma. Colocamos estas bolas de masa en dos trozos de film diferentes y cerramos. Llevamos al congelador y dejamos hasta que esté completamente congelada, de un día para otro. Al día siguiente preparamos la crema de queso y para ello, separamos las yemas de las claras y levantamos a punto de nieve estas últimas. Del mismo modo, en un cuenco ponemos el azúcar glas con el resto de la mantequilla y mezclamos bien hasta que esté perfectamente integrada. Vamos añadiendo, poco a poco, el queso sin dejar de batir para que quede la mezcla bien homogénea y sin grumos. Cuando terminemos de añadir el queso, agregamos la Maizena tamizada con la levadura restante y, mezclamos bien. Vertemos el zumo de limón y mezclamos. Del mismo modo, añadimos el ron añejo y mezclamos para conseguir una masa muy lisa y sin grumos. Reservamos. Por otro lado, encamisamos un molde redondo de unos 28 cms de diámetro y, con ayuda de un rallador ancho, rallamos la parte más grande de la masa que teníamos en el congelador y, colocamos la ralladura como base de la tarta en el molde. Añadimos las claras que habíamos montado a la crema de queso, con movimientos envolventes para que no se bajen y, vertemos esta mezcla en el molde sobre la ralladura de masa. Por último, rallamos la otra parte de la masa sobre la crema de queso y llevamos la tarta al horno, precalentado a 200º, y dejamos cocinar durante unos 60/70 minutos. Cuando la tarta esté perfectamente cuajada la retiramos del horno, sacamos del molde y dejamos enfriar por completo antes de consumir.