24 de julio de 2013

Canelones de pato con hongos y foie

 

4 placas de canelón
1 muslo de pato confitado (lo venden ya confitado y envasado)
100 gr. de hongos (boletus)
50 gr. de foie gras “micuit”
aceite de oliva
una cucharada de cebollino picado.

Para la Salsa: Una cebolla grande
100 cc. de brandy
200 cc. de Oporto
100 cc. de agua o caldo de carne
aceite de oliva
sal
pimienta y una pizca de tomillo.

Reducción de vinagre: 4 cucharadas de vinagre balsámico y 4 cucharadas de Pedro Ximénez.

La reducción de vinagre: Cocer el vino y el vinagre hasta obtener un jarabe.

La salsa de cebolla: Corta la cebolla en juliana y cocínala en una sartén con unas gotas de aceite de oliva hasta que quede muy blanda y con un color dorado oscuro. A continuación, agrega los vinos, el agua o caldo y el tomillo. Deja cocinar a fuego lento durante 20 minutos y tritura el resultado con la ayuda de una batidora. Ahora cuela la salsa y viértela en un cazo para cocinarla hasta que adquiera una consistencia algo más espesa. Por último, salpiméntala.

El relleno: Calentamos el confit de pato (para ello, podemos introducirlo en el horno durante 5 minutos), desechamos la piel y desmenuzamos la carne. Los boletus los cortaremos en trozos de igual tamaño y los saltearemos en una sartén con unas gotas de aceite de oliva. El foie micuit lo trocearemos también en dados pequeños.  Mezclamos la carne de pato con los boletus salteados (escurridos) y el foie, ligándolo todo con un par de cucharadas de salsa de cebolla. Por último, añadir el cebollino picado. Una vez tengamos las placas de canelón cocidas (al dente) rellenaremos éstas con la mezcla obtenida antes y enrollaremos. Coloca ahora los canelones rellenos sobre una placa de horno engrasada con aceite de oliva y riégalos con la mitad de la salsa de cebolla. Introducir en el horno durante 20 minutos a 200ºC. Servir los canelones con el resto de la salsa de cebolla y unas gotas de reducción de vinagre.

Ensalada de manzana con mousse de foie

1 manzana
100 gr. de mousse de foie de pato
lechugas verdes variadas
canónigos
½ cebolla
aceite de oliva
vinagre balsámico
sal

Comenzamos lavando y cortando las lechugas variadas al gusto. Enjuagamos también los canónigos. Escurrimos y colocamos en una ensaladera.  Lavamos la manzana y la cortamos en cuadraditos o laminas pequeñas sin pelar. Añadimos a la ensaladera. Pelamos y picamos la cebolla y la agregamos también. Finalmente, le incorporamos el foie cortado en trocitos. 
Mezclamos el conjunto y lo aliñamos con un chorrito de aceite de oliva y vinagre balsámico. Por último, salamos al gusto .

Brochetas de kiwi, melón y sandía

2 kiwis
400 gr. de melón
400 gr. de sandía
100 gr. de chocolate de cobertura.
   
Pon a fundir el chocolate al baño María. Con la ayuda de un sacabolas, extrae bolitas de la pulpa de la sandía y el melón. Los kiwis los pelaremos y cortaremos en triángulos. Ya sólo nos queda ensartar las frutas en unas brochetas de madera, intercalándolas de la manera que se nos antoje. Emplata las brochetas y decóralas con unos hilos de chocolate fundido.

16 de julio de 2013

Ensalada de pulpo y patata con aceite de pimentón


1 pulpo pequeño
1 cebolla
8 patatas pequeña
 ½ pimiento rojo
2 pimientos verdes
50 gr. de brotes de soja, 1 tomate de ensalada, 1 cebolla roja.

Para el aceite de pimentón:
1 cabeza de ajos
200 ml. de aceite de oliva
una cucharada de pimentón dulce.
   
Antes de cocinar el pulpo debemos ablandar su carne. Para ello, lo congelaremos durante un par de días para “matar” el nervio. Una vez hayan transcurrido esos dos días, coceremos el pulpo en una olla con agua y una cebolla. Cuando el agua entre en ebullición introduciremos el pulpo. Cogemos el pulpo por la cabeza y lo metemos y sacamos de la olla tres veces seguidas. A esta técnica se la conoce como “asustar el pulpo”. El tiempo de cocción del pulpo dependerá del peso de éste. Para un pulpo de 2 kg. el tiempo de cocción será de unos 50 minutos. Una vez cocido, lo dejamos enfriar. En la misma agua en la cual hemos cocido el pulpo vamos a cocer ahora las patatas previamente peladas. Para el aceite de pimentón, calienta el aceite de oliva en una cazuela. Introduce en el aceite la cabeza de ajos (sin pelar) cortada por la mitad. Una vez los ajos estén dorados, retíralos de la cazuela y apaga el fuego. Añade al aceite la cucharada de pimentón y remueve bien hasta que éste quede bien disuelto en el aceite. Lo reservamos. Los pimientos y la cebolla morada los cortaremos en una juliana muy fina, mientras que el tomate lo pelaremos y cortaremos en daditos. Sirve las verduras cortadas con los brotes de soja y coloca sobre las mismas las patatas y el pulpo cortado en rodajas del mismo grosor. Para finalizar, rocía con el aceite de pimentón y pon a punto de sal.

Crema dulce de yogur con gelatinas de frutas

4 yogures griegos
50 ml. de nata líquida
4 cucharadas de azúcar
2 claras de huevo.
Gelatina de frutas
frutas al gusto.

Vertemos en un recipiente los cuatro yogures griegos y los mezclamos con la nata y el azúcar. Batimos todo hasta obtener una crema homogénea. Batimos aparte las claras al punto de nieve. Unimos las dos mezclas. Reservamos en la nevera. Hacemos las gelatinas de frutas variadas según las instrucciones del fabricante.  Cuando comiencen a cuajar, le introducimos trocitos de las frutas elegidas (peladas y cortadas), y dejamos en la nevera hasta que cuaje del todo. Servimos la gelatina en la un plato bañado con la crema de yogur.

Canapé de arroz con kiwi

100 gr. de arroz de grano largo ya cocido
2 pimientos del piquillo
50 gr. de mayonesa
media manzana reineta
1 kiwi
4 rebanadas de pan de molde integral y cebollino.
   
Escurre muy bien los pimientos del piquillo, retírales las semillas y córtalos en daditos. Pela la manzana, córtala en daditos y mézclala con los daditos de piquillo y el arroz cocido. Añade a lo anterior la mayonesa. Remueve hasta conseguir una mezcla homogénea y bien ligada. Corta las rebanadas de pan de molde en rectángulos y tuéstalos. Una vez tostado el pan, dispón sobre cada rectángulo un poco de la mezcla de arroz, manzana, piquillo y mayonesa. Pela el kiwi y córtalo en rodajas, las cuales cortaremos a su vez en dos mitades. Dispón dos mitades de rodaja de kiwi sobre cada rectángulo y decora con cebollino picado.

Milhoja de quinoa y remolacha

 

1 taza de quinoa
1 pimiento verde
1 cebolla
1 diente de ajo
aceite de oliva
1 remolacha
caldo de verduras
sal.


Pelamos y picamos la cebolla y el ajo muy finos. Ponemos en una ola con un chorreón de aceite de oliva. Cuando pochen agregamos el pimiento verde picado y dejamos unos minutos.  Sumamos entonces la quinoa previamente lavada bajo el grifo. Cubrimos con el caldo de verduras y dejamos hasta que se cueza bien. Salamos al gusto. Cortamos la remolacha en láminas muy finas con ayuda de una mandolina.  Vamos colocando una lámina de remolacha y encima una parte de la quinoa. Cubrimos con otra lámina de remolacha y así hasta conseguir una milhoja.

7 de julio de 2013

Batido de café y leche condensada


1 Plátano
1-2 cucharadas de café expres
250 ml de leche
1-2 cucharadas de leche condensada

Pelar el Plátano y trocearlo. Introducir el plátano, el café, la leche condensada y la leche en la batidora. Batir durante aproximadamente 60 segundos. La leche puede estar fría o caliente

Batido de Cerezas


Para 1 persona
1 bola de helado de chocolate blanco
100 gramos de cerezas
100 ml de leche

Deshuesar las cerezas.Introducir las cerezas en la batidora y batir. Introducir el resto de ingredientes y batir hasta obtener una mezcla homogénea. Servir inmediatamente.

Batido de mango


2 mangos
2 vasos de yogur
1/2 taza zumo de naranja
2 cucharadas miel
hielo picado

Primero pelamos los mangos y los cortamos en trozos medianos. Luego ponemos el mango en el vaso de la batidora, junto con el yogur, el zumo de naranja y la miel. Batimos todo hasta obtener una crema fina y homogénea. Repartimos el batido en cuatro vasos individuales y dejamos reposar en la nevera unos minutos antes de servir con algo de hielo picado.

Batido de manzana


1 manzana verde
2 bolas helado vainilla
250 ml leche

Primero pelamos la manzana, la troceamos y le retiramos el hueso. En el vaso de la batidora ponemos los trozos de manzana, la leche y el helado de vainilla. Batimos todo hasta conseguir una crema fina y sin grumos, con el helado deshecho. Si hace falta, añadimos un poco de azúcar. Servimos inmediatamente en copas individuales.