24 de junio de 2013

Ensalada de aguacate y salmón

 

150 gr. de salmón ahumado (en tacos o en tiras)
150 gr. de gambas o langostinos
4 aguacates
1 limón
Alcaparras
salsa rosa
una ramita de perejil
sal, al gusto.

Empezamos por los aguacates: se pelan, se parten en cuadrados y se rocían con el zumo del limón. Se mezclan los aguacates con una cucharadita de alcaparras, y se añade una pizca de la salsa rosa. Mientras, las gambas se cuecen en agua y sal, se escurren y se mete bajo el grifo de agua fría.  Una vez enfriados, se pelan. En un bol colocamos los aguacates, el salmón y decoramos con las gambas. Agregamos sal, al gusto y acompañamos con salsa rosa.

Ensalada de pasta con caquis

400 gr. de pasta para ensalada
2 tomates
un rulo de queso de cabra
2 caquis
aceite de oliva
vinagre balsámico
orégano y sal.

Elaborar una ensalada de pasta es una de las comidas más sencillas de hacer entre los fogones. Además se presta a numerosas combinaciones como ésta que te proponemos hoy. Comenzamos por cocer la pasta en una olla con agua y una pizca de sal. Escurrimos y dejamos enfriar. Una vez fría, la ponemos en la ensaladera en la que vayamos a servir la ensalada. Pelamos y partimos los caquis en trocitos pequeños y partimos también el queso de cabra y los tomates lavados. Añadimos todo a la ensaladera. Elaboramos un aliño con el aceite de oliva, el vinagre balsámico y la sal y lo vertemos sobre la ensalada. Espolvoreamos una pizca de orégano por encima .

Ensalada de higos y jamón ibérico


4 higos
8 lonchas de jamón
lechugas variadas
1 cebolla
vinagre balsámico
aceite de oliva
sal y pimienta.


Comienza lavando las hojas de lechugas y colocándolas en una fuente. Ahora corta los higos en mitades o en gajos y el jamón en lonchas fáciles de comer. Coloca los higos en la fuente de manera que queden rodeadas por las lechugas y corónalos con el jamón. En un bol pequeño vierte dos cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharada de vinagre balsámico y sal y pimienta, al gusto. Mézclalo todo muy bien con ayuda de una cuchara. Aliña la ensalada con la vinagreta y ¡a disfrutar del plato!

Ensalada de lechuga, cecina y frutos



Lechugas variadas
8 lonchas de cecina
200 gr. de fresas
Nueces
aceite de oliva, vinagre
una cucharada de miel
pimienta y sal

Comenzamos enjuagando las lechugas y cortándolas en trozos. Hacemos lo mismo con las fresas, las lavamos, les retiramos el rabo y las cortamos en trozos medianos. Las lonchas de cecina las partimos por la mitad. Lo ponemos todo en la ensaladera donde se va a servir. En otro recipiente, y con ayuda de una varilla, añadimos aceite de oliva, vinagre, sal y pimienta, al gusto, y una cucharada de miel. Removemos bien. Regamos la ensalada con la vinagreta que hemos elaborado y se sirve.Puedes añadir otras frutas rojas y los frutos secos que más te gusten.

16 de junio de 2013

Ensalada templada de alubias


250 g alubias cocidas
1/2 lechuga iceberg
100 g jamón serrano
8 tomates cherry
1 cucharada aceite
perejil fresco picado
sal

Ponemos una sartén con una cucharada de aceite al fuego. Mientras, cortamos el jamón a tiras.  Una vez el aceite esté caliente añadimos el jamón y lo salteamos hasta que esté crujiente. Entonces incorporamos las alubias y las salteamos unos minutos con un poco de perejil picado. Retiramos del fuego y reservamos templado. Aparte lavamos bien la lechuga y la cortamos en tiras finas. Vamos colocando la lechuga en un bol de ensalada, y encima ponemos los tomates cherrys cortados por la mitad. Por último, añadimos las alubias con el jamón. Rociamos por encima de la ensalada con la vinagreta en el momento de servir.

Mejillones al vapor


2 kg mejillones
2 dientes ajo
1 limón
aceite
pimienta negra
hoja de laurel

Primero limpiamos bien los mejillones y los dejamos escurrir. En una cazuela de barro ponemos los mejillones, unos granitos de pimienta, la hoja de laurel y los dientes de ajo pelados y machacados. Vertimos dos cucharadas de aceite y lo tapamos.  Ponemos la cazuela al fuego unos 8 minutos, hasta que veamos los mejillones abiertos. A cada mejillón le arrancamos una de las cáscaras, y dejamos la otra con el mejillón. Exprimimos el limón y con el zumo rociamos los mejillones, ya colocados en una fuente.

Base casera para pizza


10 cucharadas harina
5 cucharadas leche
5 cucharadas levadura
5 cucharadas aceite
sal

Primero vertemos la leche y el aceite en un bol y le añadimos la levadura y un poco de sal. Mezclamos un poco y le vamos agregando la harina poco a poco, mientras amasamos con las manos. Cuando obtengamos una masa blanda que no se nos pegue en las manos, la alargamos dándole forma rectangular y la ponemos en la bandeja del horno. A la hora de hacer la pizza, deberemos hornearla 15 minutos.

Ensalada de pollo al curry


4 filetes de pechuga de pollo
mahonesa
yogur natural sin azucar
curry
Pasas
2 manzanas
1 zanahoria
1 lechuga
1 cebolla
Sal
pimienta

Hacer los filetes de pollo a la plancha Dejar enfriar. Cortar las manzanas y lechuga, rallar la zanahoria, picar la cebolla y poner todo en un bol con un puñado de pasas.Cortar el pollo en tiras o tacos y añadir al bol de ensalada Mezclar muy bien la mahonesa con el yogur y la cucharadita de curry. Verter sobre la ensalada y mezclar muy bien. Añadir sal y pimienta al gusto

Agua con lima y pepino / Agua con frambuesa y albahaca




1 litro de agua mineral
1 pepino pequeño
1 lima

Lavar muy bien la lima y el pepino, secar. Con una mandolina o un cortador de verduras, hacer láminas en el pepino longitudinalmente (6 u 8 bastarán, según cómo te guste de intenso de sabor). Cortar la lima en cuartos. Poner los ingredientes en una botella de cuello ancho que pueda ir al frigorífico y llenar con el agua. Dejar en la nevera al menos 12 horas, preferiblemente 24. Servir con abundante hielo.


1 litro de agua mineral
2 puñaditos de frambuesas (congeladas)
Unas hojas de albahaca fresca.

Lavar la albahaca, y cortar los tallos, dejando las hojas enteras. Poner las hojas de albahaca junto con las frambuesas en una botella de cuello ancho que pueda ir al frigorífico, y dejar que coja sabor (y color en este caso) entre 12 y 24 horas. Servir con hielo abundante.

8 de junio de 2013

Mousse de limón


4 limones
250 g de dátiles sin hueso
jarabe de arce
zumo de medio limón
zumo de media naranja

Pelamos los limones y los cortamos por la mitad, para quitarle las pepitas.A continuación ponemos todos los ingredientes en un robot de cocina y los batimos hasta que no queden grumos.Colocamos la mezcla en recipientes de postre y lo dejamos en la nevera durante dos horas.

Carpaccio de pollo al limón


4 pechugas de pollo
200 g parmesano en virutas
50 g piñones tostados
zumo de 1 limón
2 cucharaditas salsa soja
hojas de albahaca
5 cucharaditas de aceite
pimienta
sal

Primero ponemos las pechugas de pollo en el congelador durante unos 45 minutos para que se endurezcan. Pasado este tiempo las cortamos en láminas lo más finas posibles y las colocamos en platos.Rociamos los platos con el zumo de limón mezclado con el aceite de oliva y la salsa de soja. Luego metemos los platos en el frigorí­fico durante una hora.Pasado este tiempo, esparcimos unos piñones tostados y unas virutas de parmesano en cada plato. Salpimentamos, decoramos con las hojas de albahaca y servimos inmediatamente.

Galletas bombón

150 g de mantequilla
2 cucharadas de mie
l2 yemas de huevo
175 g de harina integral
2 cucharadas de harina de maíz
1 pizca de esencia de vainilla

Para el relleno:
25 g de mantequilla
1 cucharada de mantequilla de cacachute
1 cucharada de tahini
1 cucharada de miel espesa

Se calienta el horno a 180ºC y se engrasa una bandeja para horno. Se baten las yemas, la mantequilla y la mien hasta que queden cremosas.Se incorpora la harina integral, la harina de maíz y la esencia de vainilla y se amasa.Con un rodillo se extiende esta masa en una superficie enharinada, dejándola con un espesor de medio centímetro. Se pincha con un tenedor y se corta dándole la forma deseada. Se cuecen al horno durante 10-15 min. Se dejan enfriar encima de una rejilla.Para el relleno, se baten todos los ingredientes se esparcen sobre la mitad de las galletas y se cubren con la mitad restante.

1 de junio de 2013

Batido de avellana


500 g helado de avellana
2 l leche
120 g azúcar
nata montada

Primero en un bol ponemos la leche bien fría, el helado de avellana y el azúcar. Luego lo batimos todo con ayuda de unas varillas de cocina hasta obtener una crema espumosa y consistente, sin grumos. Repartimos el batido en ocho copas individuales y decoramos con un poco de nata montada.

Medialunas de manteca


500 g de Harina
Agua
Leche
2 Huevos
1 sobre de Levadura seca
1 pizca de sal
150 g de Azúcar
160 g de Manteca pomada
Esencia de Vainilla 

Separar los ingredientes en húmedos y secos. En el grupo de los secos (que puede estar sobre la mesada) pondremos la harina en forma de pirámide, la ahuecaremos en el centro y pondremos la sal, el azúcar y la levadura, mezclándolo todo. Tomaremos un boul para el grupo de los húmedos y allí mezclaremos un huevo, la leche, agua y la esencia de vainilla.Haremos nuevamente el hueco en el grupo seco e integraremos el húmedo, haciendo una masa. A medida que vamos amasando, colocaremos poco a poco la manteca pomada hasta que se acabe y la masa quede uniforme. Amasar hasta lograr una masa homogénea y suave. Retirar, cubrir con film y enfriar en la nevera durante 1 hora.Estirar con un palo de amasar hasta lograr aproximadamente 1 cm de espesor y cortarla en triángulos del mismo tamaño.Enrollar los triángulos desde la punta del centro y dar la forma de C.Batir el otro huevo y pintar con él las medialunas de manteca.Colocar las medialunas en una placa previamente enmantecada y enharinada y llevar al horno hasta que estén bien doraditas a temperatura media. Más o menos sería hornear a 210ºC durante 15 minutos, depende de cómo se comporte tu horno.

Café flambeado


1/4 de litro de aguardiente de caña
1/4 de litro de ron negro
1/4 de litro de coñac
1/4 de litro de café (puro,sin azúcar,caliente)
25 a 30 terrones de azúcar
1 bastoncillo de canela
la piel de medio limón

En el centro de una cazuela mediana de barro poner los terrones de azúcar. Verter la caña, el ron y el coñac.Introducir la canela y la piel del limón. Prender fuego al azúcar embebido de alcohol y dejar arder durante diez minutos, removiendo suavemente con una cuchara. Cuando las llamas decrecen en intensidad, verter en la cazuela el café ya preparado, remover un poco más y servir con el cucharón, en tazas de café.

Cannelés de Burdeos


350 ml de leche.
30 gr de mantequilla.
1 sobre de azúcar vainillado o bien una vaina de vainilla.
65 gr de harina.
170 gr de azúcar.
1 cuchara sopera de ron.
1 pizca de sal
2 huevos

Empezamos calentando la leche en una cazuela con la mantequilla, el azúcar vainillado o bien el interior de la vaina de vainilla. Cuando la mantequilla esté derretida, apagamos el fuego. Es muy importante de sólo calentar la leche sin llegar a ebullición para evitar que se forme una capa de nata. En un bol incorporamos los dos huevos y los batimos. En otro recipiente mezclamos la harina, el azúcar y la sal. Seguidamente añadimos los huevos y mezclamos los ingredientes hasta formar una pasta homogénea. A continuación, vamos añadiendo a la mezcla la leche poco a poco. Empezamos con medio cazo y mezclamos enérgicamente para que no se hagan grumos. Luego seguimos con un cazo a la vez hasta acabar con toda la leche. Cuando hayamos acabado de poner toda la leche, añadimos la cuchara sopera de ron. Una vez que la mezcla esté acabada, ponemos un papel film y la dejamos 24h horas de reposo en la nevera. Dejar enfriar antes de introducirla en la nevera para que no se agrie. Al día siguiente, pre-calentar el horno a 260˚C (posición ventilador).Mientras el horno se va calentando, mezclamos bien la mezcla para repartir los ingredientes homogéneamente y vamos rellenando el molde de los cannelets hasta 3/4 partes del molde. Durante la cocción va aumentar de volumen y si está muy lleno desborda. En el momento en que el horno esté caliente, introducimos el molde con la masa incorporada y dejamos cocer a 260˚C durante 10 minutos. Al cabo de ese tiempo, bajamos la temperatura del horno a 180˚C durante 35 minutos. Una vez la cocción esté terminada desmoldar rápidamente para que no se aplasten. Una vez enfriados, degustar.